Los celos de pareja son algo que rara vez no aparece en mayor o menor medida, ya que parece lógico que el estar alerta hacia la persona que amas y el deseo incontrolable de estar siempre con esta y el miedo de que no te cambie por otro u otra sea algo natural en las parejas. No por ello ha de ser bueno. Pues los celos de pareja, aunque algunos los califiquen como prueba de romanticismo, en realidad no dejan de ser un lastre dañino que la humanidad debería de desechar. Sin embargo, si estos celos de pareja no son muy graves o intensos y apenas afectan a nuestra relación no deberían de preocuparnos en exceso. Por el contrario, cuando estos celos se convierten en celos enfermizos y dañinos para nosotros y nuestra pareja, si que deberiamos plantearnos buscar una solución para controlar los celos de pareja. Es imposible alcanzar la plena felicidad en pareja si constantemente estamos inquietos y temerosos por algo.

Uno de los caminos a seguir para solucionar el problema de los celos en pareja es charlar de ello abiertamente tanto con nuestra pareja como con el especialista que nos trate.

Los motivos que habitualmente provocan los celos en pareja pueden ser diversos: baja autoestima, incapacidad de valorarse a sí mismo, haber vivido una infancia en la que los padres no valoraban apenas tus virtudes…

La baja autoestima provoca que alguien piense: ¿como puede quererme? ¿Por qué no me va a dejar por otro?. De este modo, no es raro que aparezcan los celos enfermizos

La creatividad e imaginación de la mente también puede ser una mala compañera para los celos en pareja si estas se encauzan mal, ya que uno puede tender a imaginar y elucubrar sobre realidades que están totalmente distorsionadas.

Para controlar los celos uno debe de intentar seguir una serie de pasos y conseguir autodominarse. Antes de nada, debe de plantearse seriamente si realmente existen motivos para sentir minimamente algún tipo de celos o miedo, e, inmediatamente, hablarlo abiertamente con la otra persona, para intentar buscar una solución entre ambos y evitar los celos.

Es recomendable escribir una lista de motivos o causas que nos provoquen los celos e ir escribiendo al lado anotaciones, comentarios, y como ya se ha dicho, plantearse si realmente es un problema, si realmente es algo que temer.

Y como no, algo que hay que hacer para superar el problema de los celos es fomentar gran variedad de actividades en pareja que resulten para ambos satisfactorias, ya que esto hará aumentar la valía y autovaloración del celoso y reducirá los niveles de ansiedad, mientras que los de relajación aumentarán. En definitiva: planteamiento de la realidad, hablarlo abiertamente, ser positivo y mucha autovaloración. Sobre todo para superar los celos, hay que ser conscientes de lo que nos ocurre y querer realmente solucionarlo. Aunque parezca un tópico: el primer paso para solucionar un problema, es aceptarlo, asumirlo. Supera los celos y sé feliz.